Menú Cerrar

Marcas PREMIUM y DE LUJO: ¿CÓMO DISTINGUIRLAS?

¿Cuál es tu primer pensamiento al ver un producto con un precio elevado?
Probablemente sea ¿Por qué está tan caro?, aunque si eres mexicano lo primero que pensarás será ¡Acaso vuela!, ¿o por qué tan caro?

Pero más allá del precio, quiero que entiendas cuál es la razón de elevar el precio en los productos y sobre todo, sepas cuál estrategia elegir dependiendo lo que quieras para tu marca.

Lujo vs Premium

Empecemos aclarando algo, lo lujoso no es lo mismo que lo premium.

Si estás comprando una cartera de piel en vez de una de plástico. Tú estás comprando un artículo premium. Porque su función es la misma, pero es de mayor calidad.

Ahora, sí la cartera de piel es de la marca Louis Vuitton. Tú estás comprando un artículo de lujo. Porque estás pagando por la percepción de la marca

¿Qué define una Marca de Lujo?

Factores como la antigüedad, el prestigio o el límite de unidades son algunos de los rasgos que definen una marca de lujo. El mayor precio en ningún momento debe justificar un aumento en la calidad del producto, pero sí justifica la exclusividad de la marca.
Ya que cada artículo de la marca se considera como único e inigualable por cualquier otra marca e incluso pueden darse el lujo de jugar con modelos de escasez, tal como lo hace Supreme. Que no responde a los aumentos de demanda, dando así un mensaje de exclusividad a sus clientes.

Promoción para NO Compradores

Incluso la forma de hacer publicidad también cambia. No sólo se promocionan a sus compradores potenciales, también a personas que no les van a comprar.
Aunque parezca un gasto innecesario, necesitan que la mayor cantidad de personas se familiaricen con la marca. Piénsalo por un momento, tú podrás argumentar sobre los materiales y los procesos para la elaboración de tu producto, pero si las demás personas (que no pueden pagar tu producto) no lo perciben como un artículo de lujo. Tus clientes potenciales no estarán interesados en adquirir ese producto. 

Producto Cotidiano para Gente Extraordinaria

En el marketing tradicional, las marcas buscan famosos que sean la imagen de su producto, mostrando su producto como extraordinario porque sus ídolos los usan.
Para que el comprador sienta que pueda parecerse a esas personas que admiran.
Pero en el marketing de lujo, sus compradores ya se perciben como personas de prestigio. Por lo que las marcas muestran productos cotidianos para gente extraordinaria.
Estos famosos no se muestran como personas superiores, sino como personas iguales a sus compradores.